jueves, 30 de abril de 2020

«Tierra Santa Challenge»: ¡Cumplimos una semana viajando por Tierra Santa!

Paz y Bien.

Qué alegría nos da participar de esta peregrinación virtual  #TierraSantaChallenge. Hoy estamos ya en nuestra 7ª etapa, hemos llegado a Nazaret. El pasado viernes día 24 empezábamos nuestro viaje unas 750 personas y al final vamos por el camino más de 2500!!

Estamos muy satisfechos con esta hermosa iniciativa ideada por el Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil,  de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, y que estamos apoyando en nuestra Comisaría desde el principio. Se ve que ponen todo su empeño y buen hacer para que vivamos cada etapa con entusiasmo, y nosotros desde aquí vamos aportando nuestro granito de arena. Cada jornada nos ilustran sobre los lugares que visitamos, así como los personajes y hechos más relevantes allí sucedidos; nos motivan para tener un encuentro personal con el Señor, ofreciéndonos textos para la oración, además de otros muchos detalles ¡hasta las recetas de los platos que vamos degustando cada día!.¡Muchas gracias!
Comenzamos nuestra peregrinación visitando Jaffa, recordando a San Pedro y el Centurión Cornelio. 
Al día siguiente fuimos a la antigua e importante ciudad romana de Cesarea Marítima, visitamos el palacio de Herodes, donde vivió Poncio Pilatos, y San Pablo estuvo preso dos años. 
Nuestra tercera etapa tenía como meta el Monte Carmelo, donde nos hablaron del profeta Elías y el lugar de origen de la Orden Carmelita. Pudimos visitar el santuario Stella Maris el día que, desde la parroquia de Haifa, subía en procesión la imagen de la Virgen del Carmen, que se celebra desde 1919, el III Domingo de Pascua, y al principio era local (Haifa), después regional (toda la Galilea) y actualmente se extiende a toda la Tierra Santa, siendo la más importante, después de la procesión de Ramos en Jerusalén.
El lunes 27 llegamos a San Juan de Acre, remontándonos al siglo XIII recordando las cruzadas y visitando el primer lugar de Tierra Santa que pisaron los frailes franciscanos en su recién creada "Misión de Ultramar", enviados por San Francisco de Asís.

Dejamos el Mediterráneo, y el martes fuimos hacia el interior para subir con Pedro, Santiago y Juan, al Monte Tabor, contemplando a Jesús transfigurado entre Moisés y Elías. ¡Qué bien se está aquí!

Ayer bajamos del Tabor (aunque estábamos muy bien, teníamos que volver a la vida cotidiana),  y en la llanura nos encontramos con el triste panorama de una pobre madre, viuda, que iba a enterrar a su único hijo, cuando apareció Jesús y lo volvió a la vida... Pero, imprevistos del viaje... fuimos invitados a una boda en Caná de Galilea, así que nos pusimos el traje de fiesta y allá que fuimos. ¡Vivan los novios!

Y como decíamos al inicio, hoy se cumple la 7ª etapa en Nazareth: HIC VERBUM CARO FACTUM EST (Aquí el Verbo se hizo Carne). Disfrutemos de este hermoso día junto a la Sagrada Familia, recordando a José y María en sus quehaceres, y a Jesús, correteando por allí de niño, o trabajando y orando de mayor.


Mañana empezamos mayo en un lugar especial: el Lago Tiberíades. Mayo es el mes de María, que Ella nos siga acompañando en nuestro caminar. 

Que el Señor os dé la Paz.





viernes, 24 de abril de 2020

Lugares de Tierra Santa: Convento de San Salvador en Jerusalén, sede de la Custodia de Tierra Santa

Paz y Bien.

Hace unos días publicábamos una entrada sobre el Santo Cenáculo, donde os contábamos que estaba el convento conocido como "Monte Sión", y que hasta el año 1551 fue la sede de la Custodia de Tierra Santa, cuando fueron expulsados de allí los frailes. En 1559  la Custodia adquirió el monasterio de San Salvador a la Iglesia Ortodoxa Georgiana, y fue ahí donde se establecieron los frailes en 1560. Hoy os traemos algunos datos de este convento, centro y sede actual de la Custodia de Tierra Santa.

Entonces era mucho más pequeño que el que conocemos actualmente, sólo contaba con una  iglesita, para uso de la comunidad religiosa georgiana a la que perteneció anteriormente.  Puestos de acuerdo con el sultán, los franciscanos repararon, modificaron y ampliaron el convento. El papa Pío IV concedió a la pequeña iglesia de San Salvador las mismas indulgencias otorgadas a los peregrinos que llegaban al Santo Cenáculo, lugar perdido, como hemos dicho,  en 1551.  
La iglesia del nuevo convento se encontraba en un piso elevado, igual que el Cenáculo, conocido como “la habitación del piso superior”, siendo la primera parroquia católica de Jerusalén y punto de referencia para los cristianos latinos.

En 1741 San Salvador fue reconocido oficialmente como el centro de la Custodia de Tierra Santa por el papa Benedicto XIV, y como residencia del Custodio de Tierra Santa, que aún hoy mantiene el título de “Guardián del Monte Sion”.

El convento contaba con diferentes realidades, como la Antigua Farmacia, o la Biblioteca General de Tierra Santa, más tarde la imprenta franciscana. 
Conocida desde 1353, la farmacia de San Salvador  fue durante mucho tiempo el único punto de referencia para el cuidado de los enfermos en Jerusalén, manteniendo su actividad hasta la Primera Guerra Mundial. Entre los ungüentos más famosos por sus múltiples propiedades beneficiosas estaba el célebre “bálsamo de Jerusalén”, inventado por fray Antonio Menzani, farmacéutico y médico de San Salvador, considerado como una especie de panacea, que se utilizaba como antiséptico, cicatrizante, etc., y cuya fórmula contenía, al parecer, incienso, mirra, aloe...

La Biblioteca General de Tierra Santa, existente en la actualidad, cuenta con un importante patrimonio histórico sobre la Custodia de Tierra Santa, dividido en varios fondos: el fondo antiguo, con volúmenes que se remontan a cuando los frailes habitaban el convento del Monte Sión, los fondos modernos, el fondo de manuscritos, el fondo "itinera ad loca sancta", el fondo de medicina, el fondo de los siglos XVII y XVIII y el fondo Franciscan Printing Press, siendo este último lo que conocemos como la imprenta de los franciscanos en Tierra Santa, creada por los frailes durante el imperio otomano, para imprimir sus propios libros en un momento difícil por las condiciones políticas. Una pequeña sede de esta imprenta se encuentra aún en San Salvador, pero la principal está actualmente en Betfagé, en el Monte de los Olivos.
La iglesia que conocemos hoy fue construida mucho más tarde que el resto del convento y consagrada en 1882. El campanario es de 1932, y, debido a su altura, forma parte del "skyline" de la ciudad vieja de Jerusalén.
En la actualidad el convento de San Salvador es el centro de la actividad de la Custodia por ser sede de la curia custodial, del archivo histórico, el economato central, los despachos parroquiales y de la oficina técnica,  que se ocupa del mantenimiento de los santuarios. 

También se encuentran allí los locales del Terra Santa School de Jerusalén, la escuela de música Magnificat, el seminario internacional de la Custodia, diferentes oficinas de entidades pertenecientes a la Custodia, la enfermería,  donde viven los frailes ancianos, la lavandería y sastrería, los departamentos de objetos religiosos y de informática, o la residencia de las Hermanas Terciarias Franciscanas, Hijas de Santa Isabel, que prestan un valioso servicio a la Custodia de Tierra Santa y a la comunidad de Jerusalén en múltiples áreas y tareas.



martes, 21 de abril de 2020

«Tierra Santa Challenge»: un desafío virtual para peregrinar a Tierra Santa

Paz y Bien. 

En esta ocasión queremos proponeros algo distinto, una  peregrinación virtual a los Santos lugares, que comenzará este próximo viernes, 24 de abril, y concluirá el 31 de mayo, solemnidad de Pentecostés. 

No es una idea nuestra, se trata de un "desafío" surgido desde el SECRETARIADO DIOCESANO DE PASTORAL JUVENIL,  DE LA DIÓCESIS DE CALAHORRA Y LA CALZADA-LOGROÑO, que nos ha parecido muy interesante y, puestos de acuerdo con ellos, vamos a difundir desde nuestros medios de comunicación. 


Quienes tengan interés en participar deberán rellenar un pequeño formulario, del que os ponemos a continuación el enlace, antes del próximo día 24. 

Aquellos que os apuntéis debéis señalar en comentarios:

- Inscripción a través de la Comisaría de Tierra Santa de la Inmaculada.

Ánimo y "buena peregrinación".

ENLACE AL FORMULARIO PARA PARTICIPAR:

lunes, 20 de abril de 2020

Parroquias de la Custodia: Presencia de Jesucristo Resucitado entre su Pueblo

Paz y Bien.

En estos tiempos de oscuridad que nos está tocando vivir, las parroquias de la Custodia de Tierra Santa están siendo una luz de esperanza, como la Luz Pascual, signo de Cristo Resucitado, en medio de un pueblo que sufre. 

Queremos compartir con vosotros algunas de las iniciativas que han puesto en marcha los párrocos de Tierra Santa para seguir cuidando a sus fieles en estos difíciles tiempos de restricciones. Como en Jerusalén, donde este año la Luz de la Resurrección “ha llamado” a la puerta de los cristianos de Jerusalén, casa por casa. «Después de la Vigilia Pascual, que en el Santo Sepulcro se celebra el sábado por la mañana, encargamos a algunos scouts llevar la Luz Sagrada a las casas de la Ciudad Vieja 175, cuenta fray Amjad Sabbara, párroco de la parroquia de San Salvador. Fue una alegría inesperada para muchos parroquianos, que oyeron a los scout llamar a sus puertas y encendieron una vela con el Fuego Santo. Y es que impartir una catequesis en vídeo, una bendición al son de las campanas, o entregar un paquete de alimentos de subsistencia, pueden parecer pequeños detalles de cercanía en las circunstancias habituales del día a día, pero, en medio de esta crisis generada por la pandemia del covid-19, se vuelven grandes gestos de caridad, de comunión entre las parroquias y el pueblo cristiano.
Los frailes que trabajan en la parroquia de Jerusalén han creado un pequeño comité de religiosos y cada uno de ellos tiene su tarea, como dar catequesis a través de vídeo a los jóvenes que se van a confirmar, o citas online con la juventud franciscana cada dos semanas.  «El día de Pascua, con la ayuda de fray Sandro, el vicepárroco, llamé a los parroquianos para que pudieran sentir que su pastor, aunque no les vea, está a su lado».  Los feligreses de San Salvador son más de tres mil, a los que se añaden los de la iglesia de Beit Hanina, llegando a ser más de cinco mil. No está resultando fácil para muchas familias el confinamiento en casa, pues a menudo se trata de espacios inadecuados y las situaciones de incertidumbre económica abundan. Con la ayuda de varios jóvenes de la parroquia y el comité de emergencia creado en la parroquia, están ayudando a muchas de estas familias con dificultades, gracias a los donativos que reciben. 

En Belén, la comunidad franciscana de la parroquia  de Santa Catalina en la Natividad se hizo cargo de los que tienen dificultades. En territorio palestino, de hecho, se empiezan a ver los efectos de la clausura total, ya en vigor desde hace más de cuarenta días. «Tendremos momentos difíciles incluso cuando termine la pandemia, porque aquí la gente depende del turismo y muchos trabajan por jornadas – dice fray Rami Asakrieh, párroco de Santa Catalina –. Ahora todo está cerrado y probablemente lo estará durante meses. El problema principal de Belén será el del trabajo». En colaboración con todas las autoridades, fray Rami seleccionó a las familias y los ancianos más necesitados a los que distribuir paquetes de subsistencia. Los scout y el movimiento juvenil ayudan materialmente a llevar a cabo el proyecto de ayuda, con la aprobación del consejo parroquial. 
«Animamos a la gente a seguir las disposiciones del Patriarcado y muchos han celebrado el triduo pascual desde casa con sus familias – contó fray Rami –. Fue precioso recibir sus fotos». Gracias a las páginas Facebook, el párroco y sus colaboradores siguen estando junto a los más de cinco mil fieles de Belén, organizando ayudas materiales y encuentros espirituales vía Internet.
Fray Toufic Bou Merhi, párroco de San Juan de Acre, habló sobre el mismo compromiso en las redes sociales para mantenerse en contacto con sus fieles que son unos ciento veinte. «Durante la última misa que pude celebrar, anuncié la página de Facebook de la parroquia donde se pueden seguir las celebraciones en directo – explicó fray Toufic –. Estoy sólo para el servicio de esta parroquia y por eso hago de fotógrafo, cantor y celebrante. Durante la cuaresma llevé a cabo el via crucis cada viernes y celebré el Triduo Pascual, aunque sin fieles». El pensamiento del párroco en este momento se dirige sobre todo a los más de veinte niños que se estaban preparando para la Primera Comunión y la Confirmación. «El propio Custodio me sugirió hacer catequesis semanales cada lunes por la tarde. También pueden servir a los jóvenes que conozco y que quieren unirse para escuchar lo que digo».

En esta pequeña comunidad parroquial de Galilea, donde a la misa dominical asisten normalmente entre diez y doce personas, este periodo ha despertado el deseo de acercarse a la oración. «Se nos pidió que siguiéramos las celebraciones del Patriarcado Latino en directo pero luego, el domingo de Pascua, llamé a cada persona una por una.  Sólo quería desearles feliz Pascua y no se lo esperaban – dijo fray Toufic –. Después, celebré la misa del lunes de Pascua y los feligreses se alegraron mucho de volver a ver a su párroco, aunque solo fuera a través de Internet».


«La primera semana hicimos la adoración a través de streaming – cuenta fray Agustín Pelayo, párroco de San Antonio en Jaffa –. Después, durante la Semana Santa no celebramos juntos, sino que buscamos otros momentos para reunirnos con nuestros feligreses».  La realidad de los fieles de Jaffa es muy variada, con más de mil quinientos cristianos de lengua árabe y numerosas comunidades de emigrantes filipinos, africanos e indios. Un momento fuerte para ellos fue el domingo de Pascua. «Habíamos anunciado en las redes sociales que a las doce, al sonar las campanas, daríamos una bendición especial – explicó fray Agustín –. Les habíamos pedido que se arrodillaran al sonar las campanas y fue un momento muy emocionante para toda la comunidad parroquial. Algunos se conmovieron porque sentían un enorme deseo de recibir la Eucaristía».

Fr. Agustín reconoce la enorme cercanía de los fieles hacia la comunidad de los tres frailes que trabajan en la parroquia: «Esta cercanía es, para mí, lo más bonito. Muchos nos llaman para decir que sienten nostalgia y por eso se han creado grupos de oración en Whatsapp y en Zoom».  
En esta parroquia, como en Jerusalén, cuando se diagnostica covid-19 a alguno de los feligreses, la comunidad de fieles se une en oración, a invitación del párroco. Ya están organizándose para poder celebrar la santa misa en la plaza,  al aire libre, cuando lo permitan las autoridades, pues ven que la gente lo necesita.

Gracias a los hermanos de la Custodia por estos gestos, signos del Amor de Dios hacia su pueblo a través de ellos. Que el Señor se lo premie.

Y vosotros, peregrinos y amigos todos, recordad que 
¡TIERRA SANTA OS ESPERA Y OS NECESITA!

Si queréis enviarles algún donativo, ya sabéis que podéis hacerlo a través de la cuenta de la Comisaría de Tierra Santa:

BANCO SANTANDER
IBAN ES30 0075 7007 8606 0673 3003

viernes, 17 de abril de 2020

Lugares de Tierra Santa: “La habitación del piso superior", El Cenáculo.

Paz y Bien.

De todos es conocido el Cenáculo como «la sala grande en el piso de arriba» donde Jesús celebró la Última Cena con sus discípulos (Mc 14, 15), pero la tradición cristiana más antigua sitúa igualmente aquí los encuentros del Resucitado con los Apóstoles, que estos días de la octava de Pascua estamos leyendo en el evangelio de la misa. 
Además, también es el lugar donde se produce la Venida del Espíritu Santo, el día de Pentecostés, sobre los Apóstoles y la Virgen María: «Al cumplirse el día de Pentecostés , estaban todos juntos en el mismo lugar» (Hc 2, 1)

Después de los recientes acontecimientos de la Pasión del Señor, cuando los discípulos estaban reunidos «la tarde del primer día de la semana», Jesús se les presentaría de nuevo, mostrándose en todo su poder de Resucitado (Jn 20, 19-23). Y «a los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos, y Tomás con ellos» (Jn 20,26). 
¿Dónde, si no en aquella misa sala en el piso superior en la que se habían reunido antes de la Pasión?. Tanto es así que Lucas, en los Hechos de los Apóstoles, habla de la «habitación del piso superior» como si fuese obvio de cuál se trataba. 
Allí era donde la comunidad primitiva tenía su base estable después de la Ascensión del Señor (Hc 1,13-14):
«Y cuando llegaron subieron a la estancia superior, donde vivían, Pedro, Juan, Santiago y Andrés; Felipe y Tomás; Bartolomé y Mateo; Santiago de Alfeo, Simón el Zelotes y Judas de Santiago. 
Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos.»
En la segunda mitad del siglo IV los cristianos transformaron la pequeña iglesia construida en el lugar en una gran basílica, que llamaron “Santa Sión” y “Madre de todas las iglesias”, debido a su origen apostólico. Sufrió varias destrucciones y restauraciones y fue reconstruida desde los cimientos en época cruzada (siglo XII), y rebautizada como “Santa María en el Monte Sión”. Poco después esta basílica fue demolida por orden del sultán en 1219, quedando en pie solo la capilla medieval del Cenáculo con la tumba conmemorativa de David en la parte inferior.

En 1333 los franciscanos adquirieron el lugar, que se convirtió en la primera sede de la Custodia de Tierra Santa, y que, a pesar de muchas dificultades, habitaron hasta 1552, cuando fueron expulsados por los otomanos, quienes lo transformaron en mezquita. Desde entonces, en la sala del Cenáculo no es posible celebrar la Santa Misa, salvo raras excepciones. A partir de aquí, los frailes construyeron el convento de San Salvador, en la ciudad vieja de Jerusalén, muy cerca del Santo Sepulcro y que es, desde entonces hasta nuestros días, la sede de la Custodia de Tierra Santa.

No obstante, para mantener su presencia en el Monte Sión, los franciscanos adquirieron una casa en 1936, cerca del Cenáculo, para convertirlo en el convento de San Francisco Ad Coenaculum, llamado “el Cenacolino”, siendo aquí donde suelen celebrar la Eucaristía los peregrinos el día de su visita al Monte Sion.
Rogamos al Señor por el fin de esta crisis sanitaria mundial y que pronto podamos volver a visitar al Tierra que fue testigo de su Resurrección y a sus "piedras vivas", nuestros hermanos que allí viven. Somos conscientes de que ahora sufren, además de la pandemia, la falta de unos recursos económicos, derivados de nuestras peregrinaciones, que les son muy necesarios, y sin los cuales les será mucho más difícil salir adelante. Confiamos en Dios; que Él os dé la Paz.



lunes, 13 de abril de 2020

¡FELIZ PASCUA!

Paz y Bien.

También este año, a pesar de tantas restricciones por la crisis sanitaria que nos afecta,  el anuncio de la Resurrección comenzó en Jerusalén para extenderse al mundo entero.  El Santo Sepulcro fue el primer lugar en el mundo donde se celebró la Vigilia Pascual, aunque en ausencia de fieles.  Según la tradición preconciliar, que se mantiene por Status Quo, el administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, monseñor Pierbattista Pizzaballa, ofm,  presidió a las 8 de la mañana la liturgia de la Vigilia, considerada “la madre de todas las Santas Vigilias”.  Recogemos aquí parte de sus palabras:
“Queridos hermanos y hermanas, por extraño que parezca, la experiencia que estamos viviendo estos días es la más cercana a la de la Pascua y al signo, siempre querido y poderoso, del Santo Sepulcro de Cristo en el que celebramos. Este vacío de ritos, vacío de rostros, vacío de presencias, vacío de contacto que todos estamos viviendo debido a las restricciones sanitarias, está provocando miedo, desconcierto y consternación. ¿No se sentían así las mujeres aquel amanecer de la primera Pascua? ¿No eran estos los sentimientos de los discípulos tras el dolor del Viernes Santo y el silencio del sábado? ¿No era su drama similar al que nosotros estamos viviendo?. Sin embargo, , la alegría de la Pascua consiste precisamente en una nueva capacidad para mirar el vacío, para dialogar con el dolor. Por eso aquí, hoy, para mí, para vosotros, para nuestra diócesis, para la Iglesia y para el mundo quiero pedir al Señor una mirada pascual, una nueva visión para responder mejor a Aquel que no deja de repetirnos: Venid y veréis”.

Ayer, Domingo de Resurrección, tuvo lugar la solemne Eucaristía de Pascua delante del edículo del Santo Sepulcro, en presencia de los frailes de la comunidad del Santo Sepulcro, y presidida por monseñor Pizzaballa. Tras la celebración de la Santa Misa, se proclamó la alegría de la Pascua en cuatro puntos distintos alrededor del sepulcro vacío de Cristo, que se corresponden con los cuatro puntos cardinales. Un símbolo importante de cómo el anuncio de la Resurrección llega a todos los lugares de la Tierra. 

Entre todas las ausencias que tenemos que vivir en este tiempo de pandemia, monseñor Pizzaballa se refirió en su homilía a una en especial, la ausencia de la posibilidad de celebrar la salvación: 
“No poder celebrar la salvación durante este Triduo Santo, en este contexto de miedo e incertidumbre, nos hace aún más conscientes de nuestra fragilidad y de nuestros límites. Pero, en este momento de grandes dificultades y de soledad, quizá sentimos más nuestras las palabras de Marta dirigidas a Jesús: « Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano.» (Jn 11,21). ¡Cómo nos pesa esta soledad, qué difícil es dejarnos guiar por Él por estos senderos desconocidos! Pues bien, nosotros aquí y ahora, frente a esta tumba vacía, queremos gritar: Señor, tú no nos has abandonado en brazos de la muerte. La tumba está vacía. Ya no estás encerrado en el sepulcro porque sabemos que Tú, Señor, estás vivo y estás aquí con nosotros. Tu amor nos sostiene, ilumina nuestras vidas y conforta nuestras frágiles esperanzas”.



A continuación compartimos también el mensaje de Pascua del Custodio de Tierra Santa, Fr. Francesco Patton, ofm.:

"Nos encontramos en la Basílica del Santo Sepulcro. A pocos pasos de aquí se encuentra la tumba vacía donde el cuerpo de Jesús fue sepultado en la tarde del Viernes Santo y unos metros más arriba está el Calvario, donde pocas horas antes Jesús fue crucificado y murió.
Si con la imaginación volvemos atrás a aquella mañana de Pascua, en lugar de la Basílica podemos ver una cantera abandonada, un sepulcro nuevo excavado en la roca y una gran piedra redonda que ha volcado. Aquí donde me encuentro ahora, en lugar de mármol, había hierba verde de primavera, tal vez algún árbol en flor.
Aquí, en la mañana de Pascua, cuando todavía no había amanecido, vino María Magdalena para completar la sepultura de Jesús. Imagino sus pies bañándose en rocío mientras se acerca al sepulcro. La luz del sol todavía no ha salido, pero en el instante de la aurora el contorno de las cosas comienza a distinguirse.

La tumba está vacía. No solo han matado a Jesús, sino que alguien lo ha hecho desaparecer. María mira dentro del Sepulcro, pero no ve a nadie. Solo una mortaja caída y vacía. Le falta la respiración. Vuelve al exterior y rompe a llorar; ni siquiera puede honrar el cuerpo sin vida de Jesús, que la había liberado de siete demonios y la había devuelto a la vida.
Entre las sombras del jardín, entrevé la silueta de un hombre que se acerca y le pregunta: “Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?” En el timbre de esa voz está el eco de una voz impresa en la memoria de su corazón. Pero lo único que puede pensar es que es el jardinero. Sin embargo, cuando esa voz de nuevo pronuncia su nombre, “¡Maria!”, entonces lo reconoce inmediatamente: “’Rabboni’, que quiere decir ‘Maestro’”.

Le gustaría tocarlo, por temor a que sea una ilusión, una alucinación o un fantasma. Pero en cambio él, Jesús, resucitado y vivo, le dice: “No me detengas, ve a mis hermanos y explícales que me has visto! ¡Cuéntales que estoy vivo! ¡Cuéntales que mi tumba está vacía! ¡Cuéntales que la muerte ha vencido para siempre!
Aquí, en este lugar, ante esta escena, comprendo que la esperanza no es la proyección de mis deseos, sino que es Jesucristo quien ha vencido a la muerte.
Aquí, en este lugar, comprendo que Jesús Resucitado es el jardinero de la vida, el que ha vencido a la muerte atravesándola, y ha vencido todos nuestros miedos, nuestras angustias.
Aquí, en este lugar, comprendo que al asumir sobre sus espaldas el mal del cosmos y de la historia, el mal de cada uno de nosotros, Jesús ha vencido a toda forma de maldad.
Jesús resucitado es ahora mi esperanza segura. Acogerlo con fe es recibir la única vacuna que me puede salvar del virus de la muerte, del miedo y de la angustia, del virus del mal que contagia nuestra humanidad y nuestra historia, del virus de una vida sin sentido y sin un objetivo.



Hoy, cuando la pandemia todavía siembra muerte en todo el mundo, siento que depende de mí, de ti, de cada uno de nosotros, acoger la invitación que Jesús hizo a María Magdalena: “¡Ve a mis hermanos y explícales que me has visto! ¡Explícales que el miedo, la angustia, la desesperación y la muerte han sido vencidas, para siempre! ¡Explícales que la vida todavía tiene sentido! ¡Explícales que aquí ha nacido una nueva humanidad!
Felices Pascuas, este año, sobre todo, a los enfermos, a sus familiares, a los enfermeros y médicos que les asisten. Felices Pascuas a aquellos que están a punto de pasar de este mundo al Padre, junto a Jesús. Felices Pascuas a todos aquellos que están poniendo en riesgo su vida para garantizar los servicios esenciales de nuestra sociedad. Felices Pascuas a cada uno de vosotros y a vuestras familias. Que Cristo Resucitado os guarde en la esperanza y os permita vislumbrar la vida que fluye de esta tumba vacía.
Felices Pascuas."  Fr. Francesco Patton, ofm.

También desde la Comisaría de Tierra Santa os deseamos de corazón una muy Feliz Pascua. Que el Señor os dé la Paz.

miércoles, 8 de abril de 2020

SEMANA SANTA 2020: retransmisiones en directo desde Tierra Santa




Paz y Bien. 

Os dejamos los enlaces para seguir las celebraciones que se retransmitirán desde los santuarios de Tierra Santa. A medida que nos vaya llegando más información la iremos actualizando aquí y las demás redes sociales. 
MIÉRCOLES SANTO, 8 de abril de 2020

17:00 h (Hora de Jerusalén, 16,00 en España)

Participa en la celebración de la Santa Misa en español desde la Gruta de la Anunciación, en Nazaret donde "la Palabra se hizo carne".



JUEVES SANTO, 9 de abril de 2020

21:00 h (Hora de Jerusalén, 20,00 en España) - 


Sigue la Hora Santa presidida por el custodio de Tierra Santa, Fr. Francesco Patton, ofm, en la Basílica de la Agonía de Getsemaní, en Jerusalén.


"Rezamos junto a toda la Iglesia sobre esta piedra donde Jesús rezó para encontrar la fuerza y la esperanza ante esta situación que vivimos… Que nos ayude a rezar más profundamente al Padre para pedirle que aleje de nosotros este cáliz, que estamos bebiendo ahora con esta situación. Que el Señor nos ayude y nos mande a su ángel para consolarnos en la situación que tenemos ante nosotros." Fr. Eliazar Arteaga Chavero, ofm


lunes, 6 de abril de 2020

Previsión de fechas de salida de peregrinaciones


Paz y Bien.

A pesar de que en estos momentos no podamos ir a Tierra Santa, tenemos claro que, en cuanto las circunstancias lo permitan, nos pondremos en marcha de nuevo para volver a peregrinar a la Tierra del Señor, favoreciendo así que todos los cristianos puedan conocer los lugares de nuestra redención y, además, porque de ello depende, en gran manera, la permanencia allí de las pocas familias cristianas locales que quedan, "las piedras vivas de Tierra Santa"

Os dejamos la lista de las salidas que tenemos previstas llevar a cabo a partir de octubre, si Dios así lo quiere, y que iremos actualizando puntualmente, tanto aquí, como en nuestra web.


-OCTUBRE-

1-8 TIERRA SANTA

4-11 TIERRA SANTA

4-13 TIERRA SANTA

5-12 TIERRA SANTA EN CASAS NOVAS

5-12 TIERRA SANTA

5-14 TIERRA SANTA Y JORDANIA

9-18 TIERRA SANTA Y JORDANIA

10-17 TIERRA SANTA

12-19 TIERRA SANTA EN CASAS NOVAS

13-22 TIERRA SANTA Y JORDANIA

15-22 TIERRA SANTA

16-22 TIERRA SANTA

18-25 TIERRA SANTA

18-27 TIERRA SANTA Y JORDANIA

19-26 TIERRA SANTA

20-27 TIERRA SANTA

21-30 TIERRA SANTA

22-29 TIERRA SANTA

26-4 NOV TIERRA SANTA Y JORDANIA

27-3 NOV TIERRA SANTA EN CASAS NOVAS

31-7 NOV TIERRA SANTA

-NOVIEMBRE-

1-8 TIERRA SANTA

1-10 TIERRA SANTA Y JORDANIA

2-9 TIERRA SANTA

2-11 TIERRA SANTA Y JORDANIA

3-10 TIERRA SANTA

3-11 TIERRA SANTA

4-11 TIERRA SANTA

5-11 TIERRA SANTA

6-13 TIERRA SANTA

9-16 TIERRA SANTA EN CASAS NOVAS

9-18 TIERRA SANTA Y JORDANIA

10-19 TIERRA SANTA Y JORDANIA

15-22 TIERRA SANTA

16-23 TIERRA SANTA

16-25 TIERRA SANTA Y JORDANIA

17-24 TIERRA SANTA EN CASAS NOVAS

17-24 TIERRA SANTA

19-28 TIERRA SANTA Y JORDANIA

20-27 TIERRA SANTA

21-28 TIERRA SANTA

22-29 TIERRA SANTA

23-30 TIERRA SANTA EN CASAS NOVAS

25-1 DIC TIERRA SANTA

29-8 DIC TIERRA SANTA Y JORDANIA

30-7 DIC TIERRA SANTA EN CASAS NOVAS

30-9 DIC TIERRA SANTA Y JORDANIA

-DICIEMBRE-

1-8 TIERRA SANTA

1-10 TIERRA SANTA Y JORDANIA

3-10 TIERRA SANTA

3-12 TIERRA SANTA

4-11 TIERRA SANTA EN CASAS NOVAS

4-11 TIERRA SANTA

5-12 TIERRA SANTA

6-13 TIERRA SANTA

6-15 TIERRA SANTA Y JORDANIA

8-15 TIERRA SANTA

21-28 TIERRA SANTA

21-30 TIERRA SANTA Y JORDANIA

22-29 TIERRA SANTA

26-2 ENE TIERRA SANTA

27-3 ENE TIERRA SANTA

27-5 ENE TIERRA SANTA Y JORDANIA

28-4 ENE TIERRA SANTA

-ITALIA, RUTA FRANCISCANA-

DEL 22 AL 29 DE JUNIO

“Sed solidarios con los hermanos de Tierra Santa"


Paz y Bien.
El título de esta entrada está  inspirado en las palabras del custodio de Tierra Santa, Fr. Francesco Patton, ofm, a quien vemos en esta imagen impactante delante de la puerta cerrada del Santo Sepulcro. Las dijo hace unos días, hablando sobre la posposición de la Colecta Pontificia por los Santos Lugares de este año, al domingo 13 de septiembre, víspera de la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz: 

"Entiendo muy bien que este es un momento difícil para todos, pero invito a los cristianos de todo el mundo a ser solidarios con nosotros que vivimos en Tierra Santa, con nuestros hermanos que viven en Tierra Santa. Y me gustaría recordar que si en otros lugares la pandemia ha afectado a la economía, aquí nos afecta doblemente, porque como realidad muy vinculada a las peregrinaciones, ya no hay peregrinos, no tenemos la posibilidad de acoger a aquellos que vienen de otros países, y por ello nuestros cristianos locales se encuentran en dificultad porque la mayoría en este momento se encuentra que no puede trabajar en ausencia de peregrinos y por la pandemia."


Pero tengamos confianza, el Señor no nos va a abandonar en esta tesitura. Mientras tanto, los frailes de la Custodia siguen ayudando con todo lo que pueden. También desde nuestra comisaría continuamos echando una mano, por ejemplo, a través de los diferentes proyectos solidarios que tenemos en marcha para intentar paliar la escasez de recursos de los hermanos de la Iglesia Madre de Jerusalén. Os dejamos la actualización de los datos económicos de cada uno de estos proyectos al día de la fecha, y agradecemos de corazón vuestras aportaciones, que seguimos recogiendo.


BANCO POPULAR (GRUPO SANTANDER) 
ES30 0075 7007 86 060 673 3003 



SANTUARIO DE SAN JUAN BAUTISTA EN AIN KAREN


Total recaudado hasta el día de hoy: 63.186,60 € 
Resto pendiente: 72.168,40 

ESCUELAS EN ALDEAS DE SIRIA
Total recaudado hasta el día de hoy: 93.257,72 €
Resto pendiente: 86.742,28 €


REHABILITACIÓN CASAS DE CRISTIANOS, JERUSALÉN


Total recaudado hasta el día de hoy: 55.553,10 €
Resto pendiente: 16.446,90 


CAMPO DE LOS PASTORES, BEIT SAHOUR


Total recaudado hasta el día de hoy: 67.458,00 €
Resto pendiente: 157.542,00 €



CURSOS DE PELUQUERÍA COLEGIO FCNO. DE BELÉN


Total recaudado hasta el día de hoy: 19.558,00 
Resto pendiente: 7.257,00 


COLEGIO ESPAÑOL NTRA. SRA. DEL PILAR, JERUSALÉN


Total recaudado hasta el día de hoy:  22.211,00 
Resto pendiente: 2.789,00