lunes, 19 de junio de 2017

Ejercicios Espirituales en Getsemaní: (Experiencia de vida eremítca en el Monte de los Olivos) 23-30 septiembre 2017

Os ofrecemos esta nueva oportunidad para realizar unos ejercicios espirituales en Tierra Santa, que con el título “…para que estuvieran con él” (Mc, 3, 14), serán dirigidos por D. Francisco-Eustaquio Barrado Broncano (Director del Instituto Español Bíblico y Arqueológico-Casa de Santiago de Jerusalén). 

-Meditaciones desde el Evangelio de Marcos para realizar Lectio Divina-

Fecha: del Sábado 23 al Sábado 30 de Septiembre 2017. 
       

     ¡FECHA LÍMITE DE INSCRIPCIÓN: 15 DE AGOSTO!

 Transcribimos la carta que nos envió D. Francisco invitándonos a estos ejercicios:

“Querido hermano y hermana, ¡que el Señor te dé su paz!

Los custodios de Tierra Santa suelen decir: «Dos son las columnas de Tierra Santa: los Santos Lugares, signo evidente del misterio de la Encarnación de nuestro Señor Jesucristo, y las piedras vivas, los cristianos que viven en esta tierra».

Vivir los ejercicios espirituales en el mismo lugar al que Jesús mismo se retiraba puede significar redescubrir la propia llamada como «piedra viva», para seguir y fundamentar nuestra vida sobre la sólida Roca, nuestro Señor Jesucristo.

Por tanto, pedimos a los participantes que tengan la conciencia de vivir seriamente este tiempo especial de los ejercicios espirituales acogiendo con confianza la propuesta del silencio y la vida solitaria como elementos esenciales e indispensables para acoger y escuchar la voz del Señor. Esto supone dejar a un lado nuestros proyectos (ideas, pensamientos) y objetos (teléfonos móviles, tabletas, internet, etc.), que podrían alejarnos de la comunión con el Señor.

La vida eremítica supone vivir en soledad y siendo uno mismo quien se ha de responsabilizar de su comida. El eremitorio consta de varios habitáculos individuales y separados del resto, equipados con todo lo necesario para este tipo de vida: baño completo, dormitorio y mesa de trabajo, cocina con los enseres más habituales, nevera, sartén, cacerolas, aceite, sal… Se pide que antes de iniciar la experiencia se adquieran los alimentos necesarios para los días que se prevea estar y abandonar el recinto lo mínimo necesario para reabastecerse de los alimentos frescos.

Esto supone una experiencia única de Ejercicios o retiro espiritual, por el modo de realizarlos, vida eremítica, y el lugar privilegiado, el Huerto de los Olivos, justo enfrente de la ciudad de Jerusalén. Una experiencia digna de ser vivida.

Saludos cordiales

Don Francisco-Eustaquio Barrado Broncano
(Director del Instituto Español Bíblico y Arqueológico-Casa de Santiago de Jerusalén) 
Fray Diego Dalla Gassa (Director del Eremitorio)”


Descargar cartel aquí