lunes, 23 de julio de 2018

Ruta Franciscana por Italia. 25 junio / 2 julio 2018. Testimonios




 Paz y Bien.

Entre el 25 de junio y el 2 de julio tuvo lugar nuestra peregrinación a Roma y los Lugares Franciscanos de Italia, dentro de lo que venimos denominando “Ruta Franciscana”

Un buen grupo de peregrinos acompañados por Fr. Luis Quintana, Ofm,  ha disfrutado de unos hermosos días de convivencia impregnados del espíritu del “poverello d'Assisi” en los que, además, también pudieron visitar ciudades llenas de arte e historia como son Florencia, Venecia y Milán, o Padua, en cuya Basílica se encuentra la tumba de otro gran santo franciscano: San Antonio.
A continuación os dejamos el testimonio que dos de ellos, Julio y Araceli, nos han enviado para compartirlo con vosotros, cosa que les agradecemos desde aquí

"Después de esperar un año, realizar la ruta franciscana a Roma y Asissi como viaje de novios, no ha sido un solo regalo. Sino una bendición del cielo.
Uno vuelve cambiado y agradecido al caminar de la mano de más hermanos, unidos en la Fe en el Señor y en su Madre la Virgen María. Comenzar este bonito viaje, descubriendo y admirando la belleza de Roma y todos sus rincones, no podía acabar de mejor manera que un soleado miércoles en la Plaza del Vaticano en la Audiencia del Santo Padre, removidos por esa simple pregunta que nos hizo a los presentes ¿Cuántas cosas buenas ha hecho Dios por mí?... Cada instante posterior vivido era respuesta a esta pregunta.
Rezar en Fonte Colombo, donde nuestro Padre San Francisco, se retiraba a encontrarse con el Señor en la esencia de la Naturaleza o celebrar la misa d Navidad en Greccio, donde siempre es Navidad,  iniciaban el camino del espíritu franciscano. No solo eran bellos cada momento, sino comenzaba a ser importante la compañía.
Todos tan distintos pero tan iguales. Admirar cada uno de los rincones más importantes donde Francisco cuidaba y restauraba la casa del Señor de la mano de nuestro querido Fray Luis, sitios desconocidos pero de gran importancia para conocer ese sentido de Paz y Bien el culmen franciscano no podía tener mejor escenario que el Monte Alverna, cuántas cosas creemos importantes en nuestro quehacer cotidiano cuando lo importante está delante de nosotros.
Podría contar mil cosas más, detalles de Florencia, risas. Curiosidades de Venecia, pero lo importante es dejarse hacer por el Señor, modelarse en la oración y lo importante de la compañía.
Julio y yo, venimos agradecidos del regalo que es cada uno de nuestros nuevos hermanos  y de la importancia de desear cada vez menos lo material buscando lo absoluto  del Señor en el Otro. Gracias San Francisco, gracias Santa Clara, Paz y Bien hermanos."

Deseamos que todos estéis teniendo un buen verano en el que podáis descansar. Recordad que es un buen momento para apuntaros a alguna de las salidas que tenemos programadas, tanto a Tierra Santa como a otros destinos, y que podéis consultar en este blog y en nuestra web:

¡Que el Señor os dé la Paz!