jueves, 5 de diciembre de 2019

Solemnidad de la Inmaculada Concepción: “Potuit, decuit, ergo fecit"



Paz y Bien.

"Potuit, decuit, ergo fecit" (pudo, convino, luego lo hizo)  son las famosísimas palabras con que los argumentos del Beato franciscano Juan Duns Scoto quedaron resumidos para la posteridad: "Dios podía hacer a su Madre Inmaculada, convenía lo hiciera por su misma honra, luego lo hizo".

El día 8 de diciembre de 1854, el Papa Pío IX, junto a 92 Obispos, 54 Arzobispos, 43 Cardenales y rodeado de una gran multitud de fieles, definía como dogma de fe el gran privilegio de la Virgen:

«La doctrina que enseña que la bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de pecado original en el primer instante de su Concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano, es revelada por Dios, y por lo mismo debe creerse firme y constantemente por todos los fieles».

La Inmaculada Concepción de María Virgen es una fiesta muy querida para toda la orden franciscana, que la honra como Patrona, y su  devoción por Ella es tradición de muchos siglos dentro de la familia franciscana; desde los inicios de la Orden el Pobrecillo de Asís le infundió su tierna devoción a la Virgen. Los doctores y teólogos franciscanos se distinguieron siempre en la defensa de la Concepción Inmaculada de la Virgen Madre de Jesús, sobresaliendo especialmente el Beato Duns Scoto, antes mencionado.


"Salve, Señora, santa Reina,
santa Madre de Dios, María,
que eres virgen hecha iglesia
y elegida por el santísimo Padre del cielo,
a la cual consagró Él
con su santísimo amado Hijo
y el Espíritu Santo Paráclito,
en la cual estuvo y está
toda la plenitud de la gracia y todo bien.
Salve, palacio suyo;
salve, tabernáculo suyo;
salve, casa suya.
Salve, vestidura suya; 
salve, esclava suya; 
salve, Madre suya 
y todas vosotras, santas virtudes, 
que sois infundidas por la gracia 
e iluminación del Espíritu Santo 
en los corazones de los fieles, 
para que de infieles hagáis fieles a Dios." 

(San Francisco de Asís)

No olvidemos que también es la Patrona de España; tengámoslo en cuenta para pedirle una vez más su maternal protección para nuestro pueblo. 

¡Feliz fiesta de nuestra Madre Inmaculada!

1 comentario: